El nuevo BMW X3 M

Ya han llegado las dos nuevas versiones más potentes, elegante y deseables que podíamos imaginar. Se trata del BMW X3 M, junto al BMW X4 M. Dos modelos con muchas cosas en común pero con muchísimas particularidades que los hacen dos vehículos diferentes. Prepárate a disfrutar con las imágenes del BMW X3 M que estás a punto de ver ante tus ojos.

Un nuevo motor increíble de seis cilindros en línea

El motor de gasolina más potente, de seis cilindros en línea, nunca visto en un coche BMW M. Es el elemento que aporta el músculo necesario para conseguir unas impresionantes prestaciones. Gracias a la tecnología M TwinPower Turbo, con su cilindrada de 3 litros, genera una potencia máxima de 353 kW/480 CV y un par máximo de 600 Nm.

La transmisión M xDrive no podía faltar

El nuevo motor de altas prestaciones se combina con una caja de cambios M Steptronic de ocho marchas con control Drivelogic. Además, emplea el nuevo sistema de tracción integral M xDrive, que fue estrenado en el BMW M5, para transmitir la fuerza a la carretera. El sistema M xDrive da predominio al eje trasero en el reparto de par y ofrece dos modos de conducción AWD. Así, la interacción controlada entre el M xDrive y el Diferencial Activo M del eje trasero, permite al sistema de tracción integral repartir de forma precisa la fuerza del motor entre las cuatro ruedas. Así, se consigue una tracción, agilidad y estabilidad direccional óptimas. El BMW X3 M acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos.

La imbatible tecnología de los modelos M

Los modelos M se caracterizan por ser dinámicos y precisos. Ciertos elementos de refuerzo estructural, con un chasis refinado que es más ligero y eficiente, para aprovechar la potencia del motor.

Desde el panel de control el conductor puede elegir su nivel de suspensión, ofreciendo un confort extremo al moverse por la ciudad, y un dinamismo único en la carretera. La estabilidad de la dirección, es de una precisión y comodidad sin precedentes.

El paquete M está lleno de ventajas. Por supuesto, incluye la dirección específica M (con M Servotronic y desmultiplicación variable) así como los potentes frenos con compuesto M. Las llantas M de aleación de 20 pulgadas también son equipamiento de serie.

Otras características del motor, transmisión y dirección pueden regularse pulsando un botón, igual que los sistemas de control de amortiguación y los modos del M xDrive. El sistema de control dinámico de estabilidad DSC permite un deslizamiento controlado en el modo Dynamic M y, como es de esperar, puede desconectarse. Por otro lado, el contenido mostrado en el Head-Up Display opcional también puede configurarse a través del menú iDrive. En el menú el conductor puede configurar todo a su antojo y guardar los ajustes para activarlos cuando desee. Una auténtica ventaja que contribuye a que nuestra experiencia con el BMW X3 M nos haga más felices.

Sobre el autor

Amante de la automoción, en todas sus variantes, y un apasionado de BMW. En este blog trataré de dar mi opinión en base a mi humilde experiencia y transmitir las cosas que me entusiasman respecto a esta gran marca.

Related

Únete a la discusión